Avisos

***AEM INFORMA*** La página web oficial de la AEM (www.aemediacion.com) se encuentra ya operativa, tras una fase de mantenimiento y reestructuración, con acceso no restringido a su dominio. Para + INFO dirija sus consultas al correo:info@aemediacion.com

jueves, 26 de noviembre de 2015

María Jesús Hernández y María Begoña Martín ganadoras del Maratón Internacional de Mediación 2015

María Jesús Hernández     María Begoña Martín 
                                                        
Después de unas "largas e intensas sesiones desarrolladas con un ritmo muy rápido", la Segunda Maratón Internacional de Mediación, organizada por el Programa modular de Mediación UNED y la Fundación UNED, en colaboración con la Asociación Europea de Mediación (AEM)  llegó a su meta. Entre otros objetivos, en las diferentes pruebas, había que evaluar a las personas mediadoras que desarrollaran las distintas fases del procedimiento de mediación con la máxima calidad y excelencia, en la aplicación de las técnicas, comportamientos y habilidades del protocolo profesional acordes con la fase simulada.  María Jesús Hernández Verde y María Begoña Martín Mesa, han sido las mediadoras mejor clasificadas.

Pregunta.- Sois las ganadoras en esta Maratón Internacional de Mediación, ¿una sorpresa o un resultado esperado?

María Jesús Hernández.- Ganar este maratón fue una grata sorpresa, ya que tan solo pensaba que la idea de maratón se refería a la realización de roll playing durante dos día de forma consecutiva; no pensé que obtendríamos un premio por ello. Fue muy emocionante.

María Begoña Martín.- A las jornadas asistieron grandes profesionales que desde su ámbito están realizando muy buenas aportaciones por lo que no me esperaba ser una de las ganadoras, así que me ha hecho mucha ilusión.

 
P.- La dinámica de la prueba se diferenció, en diversos aspectos, de talleres de prácticas en entornos más convencionales, ¿qué aspectos os han sorprendido más durante su desarrollo?

M J H.- Me sorprendió la evaluación de forma personalizada y pormenorizada, de gran valor y acierto. Las dinámicas de distintos ámbitos de mediación ayudaba también a “diferenciar” los métodos y herramientas de mediación “in situ”.

 
M B M.- Creo que la intensidad y el dinamismo  han sido las características que hacen diferente esta actividad formativa de otras, junto  al hecho  de que todos fuésemos  protagonistas  de la formación. El ponernos en el lugar de nuestros mediados, cambiando continuamente de rol, ha sido muy enriquecedor, y el actuar como mediadora frente a todo el grupo, también, por lo que  considero que es un magnífico modo de facilitar la adquisición  de mejoras en nuestras  técnicas y herramientas de trabajo, aunque al principio de cierta inquietud exponerse ante los demás.

P.- ¿Qué resulta más complicado, descubrir los aciertos en el trabajo y las intervenciones del resto de participantes o detectar los errores propios?

M J H.- Sinceramente nada resultaba complicado, porque el ambiente favorecía que todo fuera fácil, aunque reconozco que siempre es más difícil reconocer los errores propios que los ajenos.

M B M.- Esta prueba  nos pone frente a la mediación en todos sus aspectos,  me  ha brindado  la oportunidad de observar  procesos de mediación en diferentes ámbitos,  lo que  ha facilitado entender  la dificultad que muchos de estos procesos entrañan  dado  que ninguna situación en mediación  es igual a otra, incluso en los ámbitos  en los que creemos tener experiencia, por tanto  es de vital importancia nuestra  formación  como mediadores, con el fin de minimizar los errores que podamos cometer en la práctica. Por otro lado ha sido muy positivo ver el trabajo que han realizado l@s  compañer@s con sus respectivos casos y la capacidad de darle la  vuelta a situaciones complejas durante  las diferentes sesiones.

P.- En el desarrollo de los diferentes escenarios de los distintos casos y ámbitos de mediación trabajados, ¿has descubierto algún aspecto personal tuyo –en la aplicación del protocolo- con el que no contabas?

M J H.- Sí; yo no incidía sobre el concepto de confidencialidad con tanto “énfasis” como nos pusieron de manifiesto en el maratón y he descubierto que es primordial.

M B M.- Antes de comenzar las sesiones pensé que me resultaría más complejo exponerme a la observación  de los demás pero, durante el desarrollo de las mismas, me sorprendió sentirme cada vez más cómoda en los diferentes roles, algo con lo que no contaba. Por otro lado, el poder observar mediaciones en diferentes ámbitos te permite descubrir estrategias nuevas que  puedes incorporar a las tuyas propias como mediador. A veces algo tan simple como el sentido del humor puede cambiar totalmente la dirección de una mediación.  La actitud personal es de suma importancia en este tipo de procesos.

P.- ¿Cuál es vuestro día a día en relación con la Mediación?

M J H.- La mediación es mí día a día; es mi forma de vida.

M B M.- Tuve mi primer contacto con la Mediación  trabajando con familias en entornos de  conflicto y entendí que podía ser la alternativa a muchas situaciones que se judicializaban sin ser el conflicto de origen de  gran gravedad, repercutiendo de forma negativa tanto a nivel económico, como lo que considero más importante, a nivel personal, familiar y social. En muchos casos los acuerdos conseguidos por vía judicial tampoco se cumplían así que la pérdida era inmensa. Con el paso del tiempo y  teniendo en cuenta la realidad social, siempre en continuo cambio,  me he afianzado aún más  en esta idea.  He intentado, por tanto, aplicar los valores de la Mediación tanto a nivel profesional como personal,  entendiendo que es la alternativa más beneficiosa, en todos los aspectos,  para cualquier ciudadano o entidad, en conflicto con otra. Es alentador comprobar que cada vez somos más los que creemos en sus beneficios.

P.-  Después de la eclosión, incluso mediática, de la Mediación en el escenario profesional, tras la trasposición de la Directiva 2008/52/CE  del Parlamento Europeo y la entrada en vigor de la ley 5/2012, no parece que el recurso a esta modalidad alternativa de resolución de conflictos se haya popularizado. Al desconocimiento de la sociedad en general, se suman recelos profesionales de operadores jurídicos hacia el procedimiento y un cierto despiste entre los mediadores y quienes se van formando para serlo, con diversos aspectos que van desde los contenidos de la formación específica, la confusión generada por la dispersión legislativa en algunos ámbitos de mediación como es el caso de la mediación familiar en las diferentes comunidades autónomas, discusiones doctrinales acerca de la conveniencia o no de recurrir a la obligatoriedad en alguna de las fases del procedimiento, incluso los desalentadores resultados de su implantación,…¿Cuál es vuestra particular vivencia de estas realidades?

M J H.- Creo que la mediación acabará asentándose en la sociedad, cuando los operadores jurídicos así lo faciliten. Jueces y Tribunales así parece que lo han entendido en cambio los abogados parecen ser los mayores detractores de la mediación cuando por contra son los máximos responsables de su difusión e instauración si aceptasen la mediación como una herramienta más de servicio de gestión legal y no como una competencia desleal; el abogado es quien recibe al ciudadano con el conflicto y debería “ofrecer” la mediación como el primer paso de resolución de conflictos; favorecer la implantación de la mediación en los despachos de abogados favorecería su difusión, el trabajo colaborativo e incluso corporativo a nivel despachos y compañeros de ejercicio y sobre todo repercutiría en una mayor satisfacción en la población que ve a los abogados como cobradores de minutas exhorbitantes.

M B M.- Es cierto, aún existe cierta reticencia y desconocimiento hacia la Mediación, este es el momento en el que contamos con más información y legislación  que nunca sobre  el tema , pero creo que aún no la entendemos, no está dentro de lo que nos es usual a la hora de resolver nuestros conflictos. Durante mucho tiempo se ha entendido que si  no podías resolver por ti mismo un problema, no existía más vía que la judicial, alguien que decidiera respecto a las consecuencias del mismo, delegando nuestra responsabilidad en la resolución a otros. Entender que ese  no es el camino no  se hará por la vía rápida. Este cambio se producirá, estoy segura, sin embargo, necesitará de tiempo y esfuerzo. Entiendo que es una labor de los poderes públicos acercarla a la ciudadanía, haciéndola asequible y viable, visible, pero también es nuestra como profesionales, desde nuestro ámbito, sea cual sea, potenciarla y afianzarla mediante un buen hacer.
También es cierto que en algunos aspectos la legislación parece contradictoria, lo que genera cierta inseguridad, si bien  entiendo que a medida que se vaya trabajando con la nueva ley esto debería resolverse.

 
P.-  ¿Alguna reflexión final?

M J H.- Gracias por vuestra labor a través de estos maratones. Invito a todos a que se apunten a la jornada del año que viene…por cierto, yo podría volver a “competir”??…. :-)

 
M B M.- Agradecer al equipo de la  Fundación UNED y a la A.E.M  esta iniciativa formativa que valoro especialmente porque se observa un compromiso enorme con la Mediación,  su implantación y nuestra formación como mediadores. Espero que sigáis realizando este tipo de experiencias formativas y poder seguir participando en ellas. Ya  que la formación de un mediador no tiene fin,  experimentarla  junto a un equipo altamente  motivado y formado  es mucho  más satisfactorio. Le doy también las gracias a mis compañer@s del Maratón, he aprendido de cada un@.  Muchas gracias a todos.


María Jesús Hernández Verde, Madrid. Inicialmente desarrollé labores de oficial de procurador, hasta que en el año 1998 procedí a darme de alta en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, como asesora jurídica de empresa, desempeñando para el Comisionado Europeo del Automóvil, las labores propias de mi oficio. Más tarde, comencé a ejercer mi profesión en despacho propio. Colaboro con justicia pro-bono del ICAM (Responsabilidad Social de la Abogacía) impartiendo clases sobre el conocimiento de los derechos, tanto para extranjeros como para personas mayores que se encuentran en residencias. Asimismo, realizo ponencias para la Policía Municipal de Madrid, a través de la formación que imparte CC.OO, en temas relacionados con la legislación vigente. Presido la Asociación A.D.M. Área de mediación, emprendiendo con ello, junto a un grupo de compañeros lo que sabemos es posible: el ejercicio del derecho colaborativo, a través de la mediación.
+ INFO: CVBIO_MJHV  /  CV_MJHV
María Begoña Martín Mesa, Santa Cruz de Tenerife.
Diplomada en Trabajo Social por la Universidad de La Laguna. En ejercicio  desde 1996.
Mediadora,  Máster  en Mediación y Orientación  Familiar por la UNED.
Inscrita en el Registro de Mediadores Familiares  del Gobierno de Canarias.

La Segunda Maratón Internacional de Mediación se celebró en Madrid, durante los días 2 y 3 de noviembre de 2015, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
 
____________________________________________________


avl151126

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada