Avisos

***AEM INFORMA*** La página web oficial de la AEM (www.aemediacion.com) se encuentra ya operativa, tras una fase de mantenimiento y reestructuración, con acceso no restringido a su dominio. Para + INFO dirija sus consultas al correo:info@aemediacion.com

lunes, 27 de enero de 2014

Libertad y razón

Fotografía: J. Rodríguez
Esther Souto, Catedrática de Derecho de la UNED y directora del Programa Modular de Mediación UNED, organizadora del Encuentro Internacional de Mediación: Innovación y desarrollo, celebrado en Madrid, los días 20 y 21 de enero, nos ofrece algunas claves para comprender y situar el contexto en el que nació el Encuentro Internacional de mediación, que, ha contado con la colaboración de expertos nacionales e internacionales y cuyo propósito ha sido difundir la cultura de la mediación, tanto en la calidad de la formación de mediadores, cómo en la implantación de la misma cómo instrumento fundamental alternativo de resolución de conflictos.

Pregunta.- Jean-Paul Sartre, en la Crítica de la razón dialéctica, afirma “si el hombre es consciente del poder de la razón, siempre será capaz de enfrentarse a una crisis y encontrarle solución”. ¿La dialéctica de la mediación supone una ruptura de la concepción hegeliana de una realidad formada por opuestos?

Respuesta.- Sartre cree conseguir su  intento de distinguir la dialéctica crítica de la dialéctica dogmática de Hegel, definiendo la razón dialéctica, de modo crítico, en el sentido Kantiano, pero razonado dialécticamente a través de la mediación, considerando que el concepto de lo práctico inerte resuelve el problema de la mediación. Según Sartre, la razón dialéctica “no es ni razón constituyente ni razón constituida; es la razón constituyéndose en el mundo y por él disolviéndose en ella las razones constituidas para constituir otras nuevas que a su vez supera y disuelve”.

A partir de esta premisa, define la mediación cómo otra manera de expresar el planteamiento dialéctico de la libertad y la concepción dialéctica de la razón. Así  nos acercamos al concepto actual de la mediación, cómo método alternativo de resolución de conflictos, dándole una dimensión filosófica necesaria para iniciar el desarrollo del estudio de esta nueva institución.

P.- Un concepto actual que sin embargo goza de un amplio trasunto histórico…

R.- Históricamente, podemos encontrar experiencias mediadoras tradicionales, “sociedades orgánicas” bajo la ley de la tradición y la idea de jerarquía social, desde la China Imperial a la civilización grecolatina. En el continente asiático, por ejemplo, las costumbres japonesas hacían del líder comarcal el mediador en las disputas formales; en China, se consagró como tradición milenaria, recopilada por Confucio, la resolución del conflicto a través de la persuasión moral (heredada con rasgos comunistas en los actuales Comités Populares de Conciliación). En África aún persisten amplias zonas donde rige una justicia mediadora de tintes tribales, donde la Asambleas comunales o vecinales median en los conflictos entre los miembros de una comunidad, en gran medida determinadas por los extensos círculos de parentesco. En Europa, las cofradías romanas y los gremios medievales fueron espacios laborales donde se solucionaban o encauzaban problemas propios de unas sociedades donde sus miembros eran situados por su lugar en la jerarquía en la producción, en el trabajo. En América encontramos viejos procesos de resolución autónoma y comunitaria aun vigentes: en Sudamérica subsisten tradiciones conciliadoras de origen precolombino en los mapuches chilenos o en comunidades aymaras; y en Norteamérica encontramos organismos de resolución de conflictos (agrarios, vecinales, familiares), propios de comunidades de origen europeo, como los primeros colonos evangélicos (baptistas, puritanos, cuáqueros) o como los posteriores inmigrantes judíos.

P.- Habitualmente se considera a la mediación como una institución originaria de la tradición cultural y jurídica anglosajona, extraña al derecho continental y particularmente al derecho positivo español…

R.- En España encontramos testimonios de una primera reglamentación de la tradición mediadora en las Juntas vecinales, los Gremios medievales y a las Hermandades agrarias y rurales. Esta mediación tradicional se atestigua jurídicamente en el Fuero de Avilés (1076), donde se documenta el origen etimológico de la Mediación o “medianedo”, o en las Partidas de Alfonso X (1265), que en su Partida 3, título 4, recoge el término “arbitraje”. A nivel Institucional, junto a la labor de los Jueces de Paz, destacaron organismos donde se resolvían las disputas comerciales y territoriales de los miembros de estas comunidades, como el “Consejo de Hombres Buenos” de la Huerta de Murcia o el “Tribunal de las Aguas” de Valencia. En 1734, el Diccionario de Autoridades de la Lengua Española, definía la Mediación como “la interposición de alguno que pretende componer o reconciliar a otros que están entre sí discordes, o conseguir alguna cosa para otro”.

En la actualidad, la mediación es una forma complementaria a la jurisdicción de resolución de los conflictos judiciales cuyos beneficios se han hecho patentes en diversos sistemas jurídicos.

P.- La Directiva 2008/52/CE se limita a establecer unas normas mínimas para fomentar la mediación en los litigios transfronterizos en asuntos civiles y mercantiles, ¿en qué medida su transposición al derecho español ha transcendido las pretensiones del legislador comunitario?

R.- La Ley 7 de julio de 2012  incorpora al Derecho español la Directiva 2008/52/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, sobre ciertos aspectos de la mediación en asuntos civiles y mercantiles. Sin embargo, la regulación de esta norma conforma un régimen general aplicable a toda mediación que tenga lugar en España y pretenda tener un efecto jurídico vinculante, si bien circunscrita al ámbito de los asuntos civiles y mercantiles y dentro de un modelo que ha tenido en cuenta las previsiones de la Ley Modelo de la CNUDMI sobre Conciliación Comercial Internacional de 24 de junio de 2002.

P.-  La UNED lleva varios años implicada en la formación de mediadores, ¿Cuáles son los ejes en los que se desarrolla este proyecto?

R.- Decidimos diseñar un Plan de Formación en Mediación en el que se reunieran las propuestas de modernización de la justicia. Este Proyecto se ha llevado a cabo desde el año 2010 en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en colaboración con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la participación de las Universidades de Cagliari (Italia),  Aberysthwyth (Reino Unido), Lorraine (Francia) y Asunción (Paraguay), de Asociaciones españolas y europeas (Asociación Europea de Mediación AEM, Asociación de Mediadores Mediterráneos, Italia y Federación Europea de Mediadores) y la Fundación UNED, persiguiendo objetivos cómo la formación y difusión de la mediación, cómo experiencia de mayor eficacia de la justicia en el ámbito del impulso de las reformas procesales, utilización de nuevas tecnologías en la formación teórica y práctica cómo experiencia de mayor transparencia de la justicia y desarrollo del plan de formación a nivel estatal e internacional, fortaleciendo así, la dimensión jurídica internacional.

P.- ¿Qué papel juega la Revista Internacional de Mediación en ese Plan de formación?

R.- El interés en profundizar tanto en el estudio cómo en el desarrollo de la mediación a nivel nacional e internacional, nos impulso a crear un foro, la Revista Internacional de Mediación, en el que recogiéramos los estudios interdisciplinares de expertos  que están  sobre la mediación. Esto unido al Plan de formación en mediación a nivel nacional e internacional por medio de nuevas tecnologías que se está desarrollando en colaboración con el Consejo General del Poder Judicial, Universidades Españolas, Europeas e Iberoamericanas. La Revista es uno de los objetivos principales en el diseño del Plan de formación.

P.- ¿Qué otras actividades se pueden destacar como complemento de esa formación especializada?

R.- La estructura diseñada ha permitido la realización de numerosas actividades que complementan la formación especializada y le dotan de una dimensión internacional clave para la comprensión global de esta materia:

-Convenio con la Universidad de Asunción (Paraguay) para implantar el plan de formación en la Universidad para los funcionarios del Ministerio de Justicia y el de Administraciones Públicas.

- Convenio con la Universidad de Cagliari, (Italia) para implantar el plan de formación en la Universidad para los abogados, notarios y mediadores que quieren acreditarse y actuar en España.

-Convenios con la Asociación Europea de Mediación, la Asociación de Mediadores Mediterráneos y la Federación Europea de Mediadores para trabajar y unificar conceptos y métodos de trabajo en la Unión Europea, colaborando con instituciones y asociaciones de otros países, participando en proyectos de investigación y Congresos Internacionales para dar una dimensión internacional a la formación y capacitación de los  mediadores,  para que puedan ejercer como mediadores en cualquier país europeo.

- Congreso Internacional de difusión de la cultura de la mediación, celebrado el 3 y 4 de mayo en Cagliari, Italia, en colaboración con la Universidad de Cagliari.

-Congreso Internacional de mediación, 21 noviembre de 2013 en Cagliari.

Y, por supuesto, el “Encuentro Internacional de mediación”, todo ello partiendo de la premisa de Sartre de  “Libertad y razón, clave de la existencia humana personal”.
 
avl140127 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada